¿Para qué sirve la Moringa?


La moringa oleífera sigue siendo una gran desconocida para muchas personas.

Considerada como el “árbol de la vida” o “árbol milagroso”, la moringa oleífera está ganando importancia gracias a sus notables propiedades para tratar diversos problemas de salud y enfermedades.

Veamos qué es la moringa oleífera y conozcamos 5 de sus mejores beneficios para la salud.

¿Qué es la Moringa?

La Moringa oleifera

 

        La Moringa es una planta Medicinal  Nutricional que previene la desnutrición y más de 300 enfermedades, como la Ceguera infantil, asociada a carencias de Vitaminas; la Diabetes, regulando el azúcar; la Presión Arterial normalizando los niveles; reduciendo el Colesterol, etc.. Sus propiedades anti-virales, anti-inflamatorios y anti-envejecimiento, hacen de la moringa un Suplemento Nutricional ideal para todos.

     Las hojas de la Moringa son utilizadas en la medicina tradicional y su uso ha sido compartido de una generación a otra por muchos siglos y en muchas culturas. Ahora estas mismas hojas han atraído el interés de la comunidad científica moderna. En el pasado reciente, más de 750 estudios, artículos y otras publicaciones han incluido la Moringa.

     Moringa oleifera es la especie más conocida de trece especies del género Moringácea. La Moringa tuvo un valor muy alto en el mundo antiguo. Los romanos, los griegos y los egipcios extrajeron aceite comestible de las semillas y lo usaron para perfume y loción, entre otros usos.

     En el siglo 19, plantaciones de Moringa en el Caribe exportaron el aceite de la planta, que se extrae de las semillas, hacia Europa para perfumes y lubricantes para maquinaria. La gente del sub-continente de India ha introducido las vainas y las hojas frescas de Moringa en su alimentación diaria y en la medicina ayurveda. Las hojas comestibles se consumen en muchos países de  Europa, América, África occidental y partes de Asia

Valor nutricional

Una taza de hojas frescas de moringa (21 gramos) contiene:

  • Vitamina B6: 19 % de la CDR.
  • Vitamina C: 12 % de la CDR.
  • Hierro: 11 % de la CDR.
  • Vitamina B2: 11 % de la CDR.
  • Provitamina A (betacaroteno): 9 % de la CDR.
  • Magnesio: 8 % de la CDR.
  • Proteína: 2 gramos.

Las vainas, al contrario que las hojas de moringa, contienen pocos minerales y vitaminas, pero son muy ricas en vitamina C: contienen el 157 % de la CDR.

Por último, la moringa está disponible en muchos países como suplemento dietético en forma de cápsula o en polvo.


¿Para qué sirve la Moringa?

1. Aumenta la actividad antioxidante en sangre

Las hojas de moringa oleífera contienen varios compuestos antioxidantes que ayudan a combatir el estrés oxidativo causado por los radicales libres y que contribuye al desarrollo de enfermedades crónicas.

Además de betacaroteno y vitamina C, la moringa contiene:

  • Quercetina: antioxidante flavonoide que reduce la presión arterial.
  • Ácido clorogénico: antioxidante que ayuda a regular los niveles altos de azúcar en sangre después de las comidas.

Un estudio realizado en mujeres reveló que tomar 7 gramos diarios de hoja de moringa en polvo durante 3 meses aumentaba considerablemente la actividad antioxidante en sangre.

Además, el extracto de moringa también puede usarse como conservante alimentario, pues reduce la oxidación de la carne y aumenta su periodo de caducidad.

2. Disminuye la inflamación

Estudios en tubos de ensayo y con animales han descubierto que las hojas, vainas y semillas de moringa poseen propiedades antiinflamatorias debido a su contenido en isotiocianatos.

La inflamación es un mecanismo de protección de nuestro organismo, pero cuando se prolonga demasiado puede convertirse en un problema de salud grave y ser la causa de diversas enfermedades crónicas.

Parece que la moringa podría reducir la inflamación en seres humanos, aunque todavía no se haya probado su eficacia en estudios con personas.

3. Regula el azúcar en sangre

Tener unos niveles de azúcar en sangre elevados es el principal síntoma de la diabetes y un factor de riesgo de muchas enfermedades, por ejemplo, las enfermedades cardiovasculares.

Existen estudios, la mayoría de ellos realizados con animales, que indican que la moringa oleífera contribuye a descender los niveles de azúcar en sangre gracias a su contenido en isotiocianatos.

En un estudio, 30 mujeres tomaron 7 gramos diarios de hoja de moringa en polvo durante 3 meses, lo que redujo en un 13,5 % los niveles de azúcar en sangre en ayunas.

Por otro lado, un pequeño estudio realizado con 6 pacientes de diabetes reveló que la incorporación de 50 gramos de hojas de moringa a la comida disminuía en un 21 % el aumento de azúcar en sangre.

No obstante, se requieren más investigaciones para probar realmente los efectos de la moringa en seres humanos.

4. Protege contra el arsénico

El arsénico es una sustancia tóxica que se encuentra de forma natural en el medio ambiente y se ve incrementada por la contaminación.

En muchas partes del mundo, el agua y muchos alimentos, en especial el arroz, están contaminados con arsénico y una exposición prolongada a este químico puede aumentar el riesgo de cáncer y enfermedad cardiaca.

De acuerdo con algunos estudios en animales, parece que las hojas y las semillas de moringa pueden proteger contra los efectos que causa el arsénico.

No obstante, se requieren más investigaciones con seres humanos para determinar la eficacia de la moringa contra la toxicidad del arsénico en personas.

5. Reduce el colesterol

Tener el colesterol alto es un problema muy común entre la población mundial y es un gran factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Estudios científicos en animales y seres humanos han descubierto que el extracto de moringa oleífera puede reducir los niveles de colesterol en sangre y, por tanto, contribuir a un menor riesgo de sufrir enfermedades cardiacas.

Y además...

  1. Apoya a las madres lactantes mal nutridas y funciona como galactagogo.

  2. Incrementa las defensas naturales del cuerpo apoyando al sistema inmunológico.

  3. Proporciona alimento a los ojos y el cerebro.

  4. Proporciona ingredientes bio-disponibles al metabolismo.

  5. Promueve la estructura celular del cuerpo.

  6. Reduce la aparición de arrugas y líneas finas.

  7. Promueve el funcionamiento normal del hígado y el riñón.

  8. Embellece la piel.

  9. Proporciona energía y aumenta la memoria.

  10. Facilita una correcta digestión.

  11. Actúa como antioxidante y como un potente anti-inflamatorio.

  12. Presta atención al sistema inmunológico del cuerpo.

  13. Proporciona un sistema circulatorio saludable.

  14. Produce una sensación de bienestar general.

  15. Ayuda a las personas de la tercera edad.

  16. Ayuda a los niños en sus carencias de vitaminas.

  17. Proporciona energía y resistencia a los deportistas.

  18. Ayuda en la menopausia.

  19. Proporciona claridad mental.

  20. Purifica el agua.

  21. Nutre al hambriento.

  22. Reconstruye huesos frágiles.

  23. Enriquece la sangre anémica.

Recordatorio

El extracto de moringa es una forma sana y natural de tratar varias enfermedades y problemas de salud.

Es un potente antioxidante y antiinflamatorio, protege contra la toxicidad causada por los alimentos contaminados con arsénico y ayuda a regular los niveles de colesterol y azúcar en sangre.

Además, está cargada de nutrientes que suelen faltar en la dieta de muchas personas, por lo que puede ser realmente útil para personas con estas carencias.

Muchos expertos ya han confirmado las propiedades medicinales y terapéuticas de la moringa, pero todavía se requieren más investigaciones para confirmar todos sus beneficios.

 

Fuente: NUTRICIONSINMAS.COM