TRISTEZA

El Problema:

Aunque nos pueda parecer que la tristeza es la antesala del fin del mundo, lo cierto es que a veces es necesaria y llorar nos ayuda a liberar tensiones.

El cerebro necesita más energía.Suele parecer un poco inusual pensar que el cerebro esté más activo cuando estás triste. Sin embargo, esto pasa porque, durante una época de tristeza, el cerebro trabaja mucho más: se activan más de 70 regiones cerebrales distintas.

 

¿Cómo es esto? Es sencillo de entender. Mientras estás triste puedes recordar, pensar, sufrir y razonar en busca de soluciones o nuevas alternativas. 

Recomendación:

 

Tomar 1 Ampolla diaria de Extracto de Moringa, ya que esta fórmula contiene Triptófano, que es un aminoácido esencial que debe de ser obtenido a partir de la dieta. Ayuda a dormir, y además de favorecer la producción de serotonina y de mejorar los estados de decaimiento y tristeza, puede multiplicar los efectos de la medicación antidepresiva sin tener efectos secundarios. Ayuda también en el transtorno disfórico premenstrual y en la depresión invernal.

La Solución:

Llorar quizás te haga sentir mejor. Cuando te sientes triste, tu cerebro acumula demasiada tensión y necesita expulsar esa ansiedad de alguna forma.

El llanto es perfecto para relajarte y liberar todo lo que sientes. Después de hacerlo, empezarás a segregar endorfinas que te harán sentir más relajado.

Por ello, es importante que cuando sientas ganas de llorar, no te resistas. Sácalo y verás como te sentirás liberado.

 

Algunas personas optan por otras actividades que también ayudan a generar endorfinas, como mantener relaciones sexuales o hacer ejercicio. Estas dos opciones también funcionan y no están mal.